Inversión turística en Venezuela

Inversión turística en Venezuela y la repercusión de la crisis en el turismo


“Venezuela, el secreto mejor guardado del Caribe”

Gran Sabana. Venezuela.
Gran Sabana. Venezuela. Tepuy Kukenán Fotografía vía wikipedia.org

El slogan de marca estratégicamente perfecto, para crear una asociación entre la marca destino y su ventaja competitiva y captar la atención del turista. Si, una frase publicitaria que fue capaz de despertar la curiosidad, por un destino “Venezuela”, y que todavía permanece en la mente de muchos. ¿Quién no quería conocer el secreto mejor guardado? Pero a casi dos décadas después, según el ranking general del Índice de Competitividad de Viajes y Turismo 2017, Venezuela se ubica en el puesto 104 entre un total de 136 países evaluados, mientras que en 2015 ocupaba el puesto 110 pero la evaluación había incluido 141 países. Los tres países con la mayor competitividad en materia turística en el mundo son España, Francia y Alemania. En Latinoamérica destacan en los primeros lugares México (22), Brasil (27) y Panamá (35). (World Economic Forum:2017)


SPOT PUBLICIARIO PROMOCIÓN TURÍSTICA VENEZUELA  AÑOS 90

Recursos turísticos territoriales Vs flujos turísticos

Venezuela tiene una ubicación geográfica privilegiada, al norte de Suramérica, lo que le brinda un clima excepcional, más de 3.500 kilómetros de costas en el mar Caribe sin presencia de huracanes y poseedora de 43 parques nacionales, 36 monumentos naturales y 79 parques recreacionales.

Entre los que destacan:

  • Isla Margarita, conocida como la Perla del Caribe por sus imponentes paisajes marinos. Ubicada al sureste del mar Caribe. La isla ofrece 315 Km. del más hermoso y profundo mar donde los visitantes pueden practicar deportes extremos, cabalgar por sus blancas playas, practicar parapente y volar en ultraliviano o simplemente descansar en sus playas mientras toma un bronceado de envidia.
  • El Salto Ángel (Kerepacupai Vená), la caída de agua más alta del mundo, con 979 metros de altura, que forma parte del parque nacional Canaima, sexto parque nacional más grande del mundo, con 000 Km2, declarado patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
  • Relámpago del Catatumbo, fenómeno natural único en el mundo, en el que se generan más de 250 relámpagos por KM2 al año, ostentando un récord Guinness y reconocimiento de la NASA.
  • Parque nacional Archipiélago Los Roques, segundo parque marino costero de Latinoamérica, atolón que cuenta con más de 50 cayos y 300 bancos de arena.
  • Los Llanos, reservorio de biodiversidad más grande del país. Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad con declaratoria de la UNESCO: las festividades populares de los Diablos Danzantes de Yare, los conocimientos y técnicas tradicionales vinculadas al cultivo y procesamiento de la Curagua, la Parranda de San Pedro, el Carnaval de Callao, la tradición oral “Mapoyo” y los cantos de trabajo del llano colombo-venezolano.
  • Venezuela es un país con gran diversidad biológica, se encuentra entre los 17 países con mayor biodiversidad del planeta, según el Centro de Monitoreo de la Conservación de la ONU, ocupando el octavo lugar de América, posee 650 tipos de vegetación, 27 zonas climáticas y más de 137.000 especies animales, ubicándose entre los 10 países con mayor biodiversidad del mundo, según los reportes de la ONU.
  • Y un largo etc.

Podríamos continuar enumerando un sinfín de atractivos turísticos con los que cuenta este país, pero la innegable fascinación que pueda producir la enorme capacidad que posee el turismo como generador de crecimiento económico y desarrollo en Venezuela, que para muchos agentes implicados en su desarrollo turístico puede resultarles suficientes, contar con algunos componentes o recursos territoriales para convertir este país en un enclave turístico. Pero lo cierto, es que es altamente complejo lograr desarrollar unas dinámicas turísticas sólidas y con continuidad en el tiempo, con base económica, medioambiental y socioculturalmente sostenibles, sin planificación e implicación y confinado exclusivamente en la disponibilidad de recursos de tipo natural y/o cultural. Por desgracia la singularidad, notoriedad o la fama de un recurso turístico territorial, no siempre es suficiente para movilizar los flujos turísticos hacia un país o región.

“La actividad turística representa una fuerza de arrastre para el resto de actividades económicas, de gran importancia si se desea lograr un crecimiento económico acelerado y autosostenido”

Venezuela y la repercusión de la crisis en el turismo

Todos esos atractivos sin duda alguna constituyen una gran punto de partida, para el desarrollo del turismo, que permita lograr un crecimiento económico en corto-mediano plazo y auto sostenido, no obstante, el sector turístico en Venezuela está atravesando una profunda depresión producto de la crisis política y económica que vive la nación, caracterizada por el control cambiario, inflación, falta de seguridad ciudadana, colapso del sistema de salud, caos del sector transporte, una contracción en la manufactura de alimentos, lo que genera ausencia de seguridad alimentaria y nutricional, entre otros; lo que ha conllevado al retroceso de todos los sectores de la economía y el turístico no puede ser la excepción.

Actualmente Venezuela posee el primer lugar en el ranking mundial en índice de inflación, con un porcentaje de 1.133%, superando inclusive a Sudan del Sur con 111% y a la República Democrática del Congo con 50%, según cifras del 2017 del Fondo Monetario Internacional (FMI), publicadas por la BBC Mundo.

En América Latina, la economía venezolana se proyecta como la que tendrá menor crecimiento económico en el 2018 (-4.2%).

En cuanto a las cifras de desempeño del sector turístico, El Foro Económico Mundial en su informe de Competitividad Turística 2017, ubica a Venezuela en el puesto Nº 104 de 136 países, con una cifra de 789.000 turistas recibidos y $ 575 millones de dólares en ingresos por turismo, según datos de la Organización Mundial de Turismo.

El mismo informe presenta las puntuaciones individuales más bajas del país en temas como ambiente de negocios Nº 136, seguridad Nº 131, infraestructura terrestre y portuaria Nº 130, priorización del sector turismo Nº 123, apertura internacional Nº 117, recursos humanos y mercado laboral Nº116, sostenibilidad ambiental Nº 113, e infraestructura de transporte aéreo Nº 103.

Indice de competitividad de viajes y turismo Venezuela 2017
Índice de competitividad de viajes y turismo Venezuela 2017 | Foro Económico Mundial

De igual manera, el informe “Doing Business 2018” publicado en octubre 2017 por el Banco Mundial, ubica a Venezuela en el puesto Nº 188 de 190, siendo superado únicamente a Eritrea y Somalia, teniendo la puntuación más baja (190) en lo relativo a las condiciones de apertura de un negocio.

Doing Business 2018 - Venezuela - Banco Mundial
Doing Business 2018 – Venezuela – Banco Mundial

Sin embargo, precisamente el turismo, por su carácter de transversalidad y como sector diversificador de la economía, podría constituirse en una fuente de ingresos que ayudaría en gran medida a solventar la crisis, minimizando la dependencia de la renta petrolera, que tanto daño ha generado a la nación.

El turismo es sin duda una importantísima actividad para el progreso económico y la reducción de la pobreza. Sin embargo, no es una varita mágica, por lo que la relación entre el turismo y el crecimiento económico y la reducción de la pobreza no es instantánea, dependerá de la capacidad del turismo como generador de oportunidades de empleo, creación de eslabonamientos, específicamente con la agricultura y los sectores proveedores de servicios, y estimule el desarrollo de la infraestructura básica, como carreteras e instalaciones portuarias y aeroportuarias, así como la prestación de servicios financieros que beneficien a la economía en su conjunto. Asimismo, depende de que desarrollo del turismo, se oriente por una estrategia nacional que determine políticas generales y marcos reguladores e institucionales con suficientes incentivos para estimular el desarrollo de la capacidad de oferta en los mercados nacionales.(Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. 2013)

Política turística un concepto que designan realidades diferentes en Venezuela

El Estado venezolano ha manifestado la importancia de fomentar el desarrollo del sector turístico, lo cual se encuentra plasmado en diferentes instrumentos legales; en primer lugar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, indica “que el turismo es una actividad económica de interés nacional, prioritaria para el país en su estrategia de diversificación y desarrollo sustentable; igualmente establece que el Estado dictará las medidas que garanticen su desarrollo y velará por la creación y fortalecimiento del sector turístico nacional”.

Seguidamente el Plan de la Patria 2013-2019, instrumento que dicta las líneas macro de desarrollo socioeconómico de la nación, incluye a la actividad turística en el tercer gran objetivo histórico, el cual pone de manifiesto la relevancia de fortalecer el sector como una herramienta de inclusión social, a través del desarrollo equilibrado de las regiones, impulsando la actividad económica y fomentando la conformación de redes turísticas, para consolidar las comunidades turísticas sustentables. Para lograr esto, se propone potenciar los destinos turísticos deprimidos, a través del mejoramiento o creación de infraestructuras turísticas, basadas en el equilibrio y armonía con el ambiente y la inclusión de las comunidades.

La Ley Orgánica de Turismo, dentro de las atribuciones del órgano rector, Ministerio de Turismo (Mintur), establece que este fomentará, evaluará, aprobará y supervisará los proyectos de inversión turística a desarrollar en el territorio nacional; de igual manera promoverá la inversión privada para la generación de empleo, mejora de la calidad de vida de las comunidades receptoras y transformación del patrimonio turístico en productos turísticos sustentables y sostenibles, garantizando la inversión nacional y extranjera. Se manifiesta igualmente la creación de mecanismos para promoción de la inversión turística.

Finalmente, la Ley de Inversiones Turísticas y del Crédito para el sector turismo, establece una serie de incentivos para la inversión, que bien podrían apalancar de manera importante la actividad turística, entre los que se encuentran:

  • Exoneración total o parcial del impuesto sobre la renta.
  • Exoneración parcial o total de los tributos de importación de buques, aeronaves y vehículos terrestres con fines exclusivamente turísticos.
  • Establecimiento de tarifas especiales por el suministro de servicios públicos.
  • Aplazamiento del pago de los impuestos de importación de equipos y adquisición de bienes y servicios destinados a la construcción, dotación y equipamiento de la infraestructura, instalaciones y materias primas requeridas para quienes inviertan en las zonas de interés turístico (Z.I.T.).
    • Reducción de por lo menos tres (03) puntos de la tasa de interés preferencial prevista en la ley, a los beneficiarios del crédito turístico que cumplan con al menos uno de los siguientes supuestos:
    • Certificación por corresponsabilidad social, al invertir parte de sus ganancias en las comunidades en las que hagan vida.
    • Certificación de cumplimiento de las prácticas responsables en materia ambiental.
    • Ejecutar proyectos de inversión en las Z.I.T. o zonas económicas especiales para el desarrollo turístico.
    • Certificación de turismo receptivo, para establecimientos de alojamiento que atienden en el periodo de un (1) año, al menos cuarenta por ciento (40%) de turistas extranjeros, no residentes.
  • Los estados y municipios pueden establecer adicionalmente incentivos especiales, para incentivar en sus jurisdicciones, las inversiones en turismo receptivo e interno, rescate de bienes históricos, culturales y naturales.

Las condiciones establecidas para los créditos turísticos incluyen: periodos de amortización del crédito, que va de cinco, diez, hasta quince años, períodos de gracia de hasta tres (03) años y tasa de interés preferencial aplicable a los créditos turísticos, que al momento de liquidación del crédito se mantendrá fija, (para el mes de enero del 2018, esta tasa es de 7,45).

Por último, también están los denominados beneficiarios especiales, estos son los pequeños y medianos emprendedores, que deseen iniciarse en la actividad turística y pueden acceder a microcréditos, con un monto no mayor a 9.000 Unidades Tributarias (UT*) y un término de pago no mayor a 1080 días, teniendo las siguientes condiciones de crédito: Hasta 10 % de aporte inicial del crédito, tasa de interés de al menos 3 puntos por debajo de la tasa de turismo y en algunos casos, no se exigirá aporte propio.

Pero la práctica dista mucho de la teoría, porque muchos de estos incentivos no se han materializado, debido al desconocimiento por parte de los inversionistas de la existencia de los mismos ya que no se realiza una difusión efectiva y por la falta de un método de aplicación del incentivo en sí; por consiguiente, sólo gozan de este beneficio actualmente los proyectos ubicados en las Z.I.T., las empresas que demuestren aplicación de buenas prácticas ambientales y sean certificadas por Mintur y los operadores que se certifiquen por el incentivo de turismo receptivo, también por parte de Mintur.

En cuanto a los beneficiarios especiales, la inflación vertiginosa que enfrenta el país acabó con las posibilidades de este incentivo, ya que el monto correspondiente a 9000 UT, no tiene valor alguno, ante la actual inflación.

Podemos observar, que pese a la existencia de un marco legal que podría beneficiar la inversión turística, y la presencia de unos instrumentos normativos que establecen la importancia social y económica del turismo, el sector atraviesa una gran depresión, arrastrando por más de una década, un largo estancamiento, lo que deja en evidencia, la ineficacia manifiesta en el desarrollo de marcos de políticas coherentes y globales, que permitan el aprovechar al máximo el potencial del turismo, aunado a ello, la falta de articulación y consenso con los demás actores del sector, por cuanto que se tratan de políticas turísticas, no ajustadas a la realidad del país.

Prueba de ello, la encontramos en las estimaciones y metas de plasmadas en el Plan del Motor Turismo 2016-2019.

Un “Motor” que pretende impulsar la promoción de Venezuela como un destino seguro y económico.

Plan Motor Turismo Venezuela

Se trata de “El Plan del Motor Turismo 2016-2019” (el estado dividió los sectores de la economía en 15 motores productivos para dinamizar la economía y superar el modelo rentista petrolero, uno de ello el motor turismo); en cuanto a la cartera de crédito para el 2018 se estima un monto de inversión en Bolívares de 209.412.257.402 (lo que representa en dólar paralelo a la fecha 992.475 dólares) y para el 2019 una cifra de Bolívares 366.471.450.453 (1.736.831 dólares). El mismo documento estima para el 2019 la cifra de llegada de turistas internacionales será de 1.124.590 y un ingreso anual en dólares de 2.024.262.000 USD, para lograr tales objetivos, su estrategia es la “captación turistas en todos los países”, siendo su prioridad como mercado estratégico, los países pertenecientes al Mercosur, UNASUR y BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) hay que resaltar, que las estadísticas de la cartera de créditos del sector turístico, datan del 2014 y no se han actualizado los datos en la Web oficial de Mintur.

Es evidente la falta de compromiso del Estado para desarrollar y fortalecer el sector turístico, las políticas turísticas no pasan de ser un mero enunciado, porque en realidad no se ha valorado el potencial del país y se sigue enfocando en el ingreso petrolero como fuente primordial de obtención de divisas, por lo tanto, Venezuela sigue siendo mono productor y mono dependiente, nada más peligroso y alejado de la realidad y del tiempo en el que estamos viviendo.

La versatilidad de las empresas turísticas venezolanas

En cuanto a la empresa privada, empresas, pequeñas o grandes, locales o extranjeras, que ofrecen bienes y prestan servicios, como hoteles, restaurantes, empresas de transporte, y demás proveedores de servicios de ocio y entretenimiento, que como bien es sabido, son empresas englobadas dentro de un sector que crea vínculos intersectoriales en la economía y, por lo tanto, presenta mayores posibilidades de que contribuya a la diversificación económica del país, se enfrenta en la actualidad a escenarios de mucha incertidumbre, como de un clima de negocios adverso, donde la poca seguridad jurídica para las empresas y reglas cambiantes la dinámica económica, ofrecen muy poco incentivo para la inversión creciente y de nuevos emprendimientos turísticos.

La inversión constituye un riesgo, un entorno hiperinflacionario, que pone en riesgo cualquier acción para el empresario, que debe jugar con una dinámica inconstante, en el que se arriesga doblemente a no comercializar adecuadamente sus productos o servicios, por falta de turistas o de insumos para garantizar el adecuado funcionamiento de su empresa, y porque no está garantizado el derecho a la propiedad privada en su totalidad. Pero de manera sorprendente, se registran nuevas instalaciones turísticas, empresas reconocidas y hasta cadenas internacionales que se encuentran incluso inaugurando nuevos hoteles u otros espacios de índole turística, demostrando así que la crisis de unos es la oportunidad de otros, así de versátil es el negocio turístico.

En definitiva, la presencia de recurso turísticos territoriales e instrumentos legales redactados para incentivar la inversión, no garantizan el éxito de la actividad turística y el anhelado proceso de desarrollo local, lo que hace necesario disponer, como bien hemos indicado de marcos de políticas coherentes y globales, que permitan aprovechar al máximo el potencial turístico del país. Estos marcos deberán garantizar que el turismo se integre en las políticas económicas, sociales y ambientales generales del país, la existencia de instituciones de turismo sólidas, capaces de establecer coordinación con el sector privado, pero la integración de diversas esferas y actores de las políticas es un gran reto para Venezuela, dado que se requiere un grado elevado de capacidad institucional.

El turismo puede coadyuvar al crecimiento económico en Venezuela, dada la capacidad del sector para generar empleo e ingresos, debido a sus eslabonamientos “backwards and forwards”, lo que hacen de este un importante factor de diversificación económica y crecimiento. Se requiere de un esfuerzo tangible, en la ejecución de políticas públicas efectivas. Y del marco legislativo que impulse y desarrolle eficientemente las inversiones en turismo en este país.

En conclusión, convertir las fortalezas en oportunidades, y no desaprovechar esta alternativa económica que representa el turismo, y que tanto se necesita. Islas del Caribe con características idénticas a Venezuela, en cuanto a su situación sociopolítica, se han consolidado como destino turístico.

Y para finalizar, recordar que muchas naciones han experimentado crisis, muchas muy largas…, pero estas no duran para siempre. La gente de este maravilloso país no debe dejar de creer en un futuro mejor, en una alternativa económica, que porque no, pudiera llegar a superar los ingresos petroleros, ya que en el turismo las posibilidades son tan infinitas, como las motivaciones de los viajeros.

 

⌊Por Inés Romero⌋

⌊Carolina Núñez⌋


(*) Unidades tributarias (UT): La UT es una medida de valor tributario, fijada por el Estado venezolano para mantener la vigencia y progresividad efectiva, de los impuestos y beneficios establecidos en la legislación, de acuerdo con la realidad inflacionaria, su valor es fijado tomando en cuenta la inflación del año anterior y actualmente equivale a 300 bolívares.


Fuentes:
– Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de Gaceta Oficial Extraordinaria de Venezuela Nº 5908, 19/02/2009.
– Plan de la patria 2013-2019, Gaceta Oficial Extraordinaria de Venezuela Nº 6118, 04/12/2013.
Ley Orgánica de Turismo, Decreto Nº 1441, Gaceta Oficial Extraordinaria de Venezuela Nº 6152, 18/11/2014.
Ley de Inversiones Turísticas y del Crédito para l sector Turismo, Gaceta Oficial Extraordinaria de Venezuela Nº 6153, 18/11/2014.
Resolución sobre condiciones y mecanismos de evaluación y financiamiento referente a Beneficiarios Especiales, Resolución Nº 019 del 14 de mayo del 2014, publicado en Gaceta Oficial Nº40.413 del 16 de mayo del 2014.
BBC Mundo. (2018). Los 10 países con la mayor inflación del mundo (y dos son latinoamericanos). [online] Disponible en: http://www.bbc.com/mundo/noticias-41848661 [Acceso 16 En. 2018].
Las 6 economías que crecerán más y menos en América Latina en 2018. (2018). Las 6 economías que crecerán más y menos en América Latina en 2018. [online] Disponible en: http://www.dinero.com/internacional/articulo/paises-latinos-con-mas-crecimiento-en-2018/254081 [Acceso 12 En. 2018].
Foro Económico Mundial. (2018). América latina vuelve a crecer. [online] Disponible en: https://www.weforum.org/es/agenda/2018/01/america-latina-vuelve-a-crecer [Acceso 19 Ene. 2018].
World Economic Forum. (2018). The Travel & Tourism Competitiveness Report 2017. [online] Disponible en: https://www.weforum.org/reports/the-travel-tourism-competitiveness-report-2017 [Acceso 17 Ene. 2018].
World Economic Forum. (2018). The Global Competitiveness Report 2017-2018. [online] Disponible en: https://www.weforum.org/reports/the-global-competitiveness-report-2017-2018 [Acceso 17 Ene. 2018].
Noticias Venezuela, (2018). [online] Disponible en: https://noticiasvenezuela.info/2017/11/hiperinflacion-y-dolar-negro-millonario-preven-para-venezuela-en-2018/ [Acceso 17 Ene. 2018].
Espanol.doingbusiness.org. (2018). Doing Business en Venezuela, RB – Doing Business – Banco Mundial. [online] Disponible en: http://espanol.doingbusiness.org/data/exploreeconomies/venezuela [Acceso 17 Ene. 2018].
Plan del Motor Turismo 2016-2019, Mintur, 2016.
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. UNCTAD. 2013. Turismo sostenible: contribución del turismo al crecimiento económico y al desarrollo sostenible.
en.wikipedia.org/wiki/Gran_Sabana. Fotografía Gran Sabana.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *